Gabriel Michi sobre los 24 años del asesinato de José Luis Cabezas: «Nos ayuda pensar que se convirtió en un símbolo»

 

El fotoperiodista trabajaba en la Revista Noticias cuando fue asesinado.  Había logrado fotografiar el rostro de Yabrán, uno de los empresarios más poderosos y oscuros de la época.

Este lunes 25 de enero, se cumplen 24 años del asesinato de José Luis Cabezas, fotoperiodista que logró la primera foto de Yabrán.
Casi un años después de haber logrado esa imagen histórica, ya que hasta ese momento de desconocía la cara del empresario, una madrugada del 25 de enero de 1997, lo secuestran, lo golpean, lo hacen arrodillarse con las manos esposadas detrás de la espalda y le pegan dos balazos en la nuca, para luego prenderlo fuego con su auto cerca de la entrada de Pinamar. Cabezas tenía 35 años y trabajaba como reportero gráfico de la Revista Noticias y era socio de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA). «Lo que ocurría en Pinamar, era un fiel reflejo del menemismo, donde muchos empresarios se habían enriquecido a costa del Estado. El ejemplo era Yabrán, un personaje oscuro al cual no se le conocía el rostro», comentó Gabriel Michi en Radio Ensamble. 

Gabriel Michi, trabajaba con José Luis Cabezas como periodista en la Revista Noticias en el momento en el que sucede el hecho. «Con la foto de Luis y nuestras investigaciones terminan asesinándolo», manifestó sobre Yabrán que justamente había logrado su poder por haberse movido ‘en las sombras’ y lo que quedó en evidencia tras el crimen de Cabezas es que «el entramado muchos más grande  de lo que se pensaba». El empresario estaba rodeado de un ejército de custodios cuya cúpula eran militares de la última dictadura y tenían como objetivo que nadie se acerque a Yabrán. «Tenía como seguridad privada a 35 personas, con el objetivo de que el periodismo no se acerque, además la seguridad general de todas sus empresas, que eran 360 personas, la cúpula general eran capos de la represión y de torturas en la ex Esma. Ellos custodiaban sus empresas», afirmó Michi.

«Ha habido un ejercicio colectivo de los periodistas y reporteros gráficos por mantener vivo la memoria de Cabezas. Pero lo que se logró con el caso de él fue importante», expresó Gabriel Michi. Hasta el día de hoy sus asesinos siguen en libertad y siendo «una amenaza para el país y para la memoria de José Luis».

A 24 años de su asesinato habrá homenajes en distintos lugares del país. «Es un fenómeno único a nivel mundial. Nunca pasó algo así con un reportero gráfico en el mundo», aseguró Gabriel, compañero de Cabezas y agregó que «nos ayuda saber que José Luis se haya convertido en un símbolo, hasta para gente que nunca lo conoció». 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 1 =