Emmanuel Santalla: «Los clubes pueden recibir a la comunidad y contenerla en los peores momentos junto con el Estado»

ALGUIEN EN EL MUNDO DERECHOS HUMANOS

El equipo de Alguien en el Mundo charló con el senador de la provincia de Buenos Aires, Emmanuel González Santalla, acerca de la Ley de Infancias Respetadas.

En búsqueda de mejorar la vida de niños y niñas en el ambiente deportivo, el proyecto de Ley de Infancias Respetadas que fue presentado el pasado 22 de junio garantiza el derecho al juego, a socializar y el cuidado de los chicos en lo que respecta a cualquier tipo de violencia.

En comunicación con Radio Ensamble, el senador de la provincia de Buenos Aires habló sobre la propuesta y dijo que esta es resultado de recoger experiencias, tanto de comisiones directivas de clubes, como de padres y madres, y de las experiencias personales que han tenido en el ámbito de competencias deportivas en clubes de barrio.

Sumado a esto, mencionó que la tendencia natural de los adultos, los cuales depositan sus anhelos y frustraciones en el ámbito del deporte termina vulnerando los derechos de los pibes. «Vemos que muchos padres y madres eligen dejar de mandarlos al club negándole, de alguna forma, el derecho al juego, a socializar», declaró.

Además, el funcionario expresó que una vez que la ley este sancionada y que se adhieran los municipios se va a crear un registro de infancias respetadas y que cada club, para recibir algún subsidio, tiene que estar inscripto en ese registro.

En la misma línea, manifestó que a medida que se anoten van a avanzar en las capacitaciones que va a hacer la provincia junto con los municipios en cada uno de los clubes y que también quieren dejar instalados protocolos de actuación en cada una de las instituciones, para respetar las buenas condiciones de trato a los chicos.

Con respecto al rol que cumplen las asociaciones civiles, González Santalla dijo que en esta crisis, los establecimientos han sido un eje fundamental, «un actor que puede recibir a la comunidad y contener en los peores momentos junto con el Estado».

«Es importante en esta situación, poder identificar otras situaciones de violencia sobre los pibes y notificarlas en el club, más allá de la competencia y de construir ambientes más sanos, pero que el Estado pueda identificar la violencia que muchas veces ellos sufren y es complejo, a veces, de distinguir», declaró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + nueve =