Homero Díaz, de jugador de fútbol a trabajador esencial: «Me quedo mil veces con la salud pública»

SOCIEDAD

 

El kinesiólogo y exfutbolista, trabaja en el club Independiente y en el Hospital Evita Pueblo en la parte de Terapia Intensiva de la parte kinésica.

Homero Díaz ha jugado más de 14 años en el fútbol del ascenso. En el 2010 se recibe de kinesiólogo y desde el 2014 comienza a concurrir al Hospital de Berazategui sin cargo, ad honorem hasta que se abrieron unos cargos en Terapia Intensiva donde finalmente quedó en el puesto.

Desde que comenzó la pandemia, como todo el personal de la salud, es trabajador esencial. «Fue toda una odisea», expresó y comentó que han perdido compañeros de trabajo a causa de Covid-19.

Díaz comentó que la semana pasada todos los trabajadores de Terapia Intensiva han recibido las segundas dosis de la vacuna Sputnik V y se mostró confiado. Son un total de 60 trabajadores, entre médicos y enfermos; y tres turnos, mañana, tarde y noche. «Nos habíamos relajado pero los primeros días de enero que empezaron a subir los casos, volvimos a subir la guardia. No te da respiro«, manifestó.

Expresó que «hay que poder ponerse en el lugar del otro», como profesional  porque es un momento difícil y hay que contener ya que los pacientes no pueden ver a sus familiares. «Después de vivir esto, el mundo cambió, amo el hospital público, me quedo mil veces con la salud pública».

Con respecto a los sueldos del personal de salud de la Provincia, un sector postergado, corroboró que están desactualizados y que «es el momento que hay que ‘mover la rama’ para generar un incremento que se impacte en el sueldo porque son realmente muy bajos».

Escuchá la historia de Homer Díaz ↓

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + cinco =