Mar del Plata: dudas en la temporada por el aumento de casos de Covid-19

Covid-19 SOCIEDAD TURISMO

 

Empezó el verano y un flujo de gente ya se movilizó hacia en La Feliz, en un momento que se vive con incertidumbre por el aumento de casos de covid-19. La ciudad está en ‘alerta amarillo’ por el aumento de casos a menos de un mes de haberle abierto las puertas al turismo. Las autoridades están preocupadas.

La Dra. Andrea Perinetti, profesora de epidemiología crítica, Secretaria de investigación y posgrado Co-coordinadora del Comité de Contingencia de Covid-19, analizó la situación en cuanto a la epidemia en Mar del Plata, «Hay una tendencia que va claramente en aumento».
Sobre la capacidad sanitaria de la ciudad, Perinetti aseguró que están preparados en hospitales y clínicas, que en caso de crisis se puede aumentar el número de camas de terapia. Otro tema es la cantidad de personal de salud disponible, que no es tan fácil de ampliar como los recursos materiales. «En pleno pico de la pandemia, no alcanzó los enfermeros para cubrir los dos turnos», afirmó aunque ahora se encuentran más preparados.
Respeto de la decisión de apertura de turismo la Doctora expresó que es una decisión que el municipio debe tomar con el gobierno y «el número de casos era bajísimo y escaso«. Además manifestó que la ciudad depende mucho del turismo y «había que abrir en algún momento porque la gente la estaba pasando muy mal».

Sobre la responsabilidad colectiva, Perinetti sostuvo que «se observa que los distintos sectores e manejan de manera distinta, los barrios más apartados incluso en aquellos en que tienen mayor vulnerabilidad socioeconómico, había que salir a trabajar por lo que la gente se descuidó más rápido, y eso no lo ves en otro tipo de lugares donde hay más vigilancia, gente mayor o escrache social». También manifestó que «la responsabilidad individual no es efectiva porque se termina acusando a quien se contagia».
«La tendencia no es buena», manifestó la Doctora y resaltó la necesidad de no relajarse con los cuidados. Celebró la llegada de la vacuna aunque afirmó que «hay que sacarle expectativas» porque es sobre todo para el personal de salud. «La repercusión será bajar la mortalidad, no tendrá un impacto inmediato».
Por último, sostuvo que «nosotros no vamos a elegir qué vacunas vamos a aplicarnos, pero a ojos cerrados me vacuno porque eso sí es una responsabilidad social».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + diecinueve =