Sobre los dichos de Soledad Acuña: «No vamos a claudicar por más que nos pretenda disciplinar»

SOCIEDAD

 

Luego de los dichos de Soledad Acuña, Ministra de Educación de CABA,  donde se mostró despectiva frente a la comunidad educativa, los docentes salieron a repudiar y defender la educación pública y su profesión.

Daniela Rodríguez, Secretaria de Formación de la CTA en Capital Federal e impulsora del armado del frente de Bachillerados Populares de la CTA Capital y trabajadora en la Secretaría de Géneros e Igualdad analizó los dichos de la ministra. Expresó que esta actitud es habitual desde el gobierno de la ciudad y que lo demuestra es odio de clase y promover un modelo educativo que expulsa.

«Toda educación es política, tienen una mirada de ciudadanía y un proyecto. Eso es lo que los bachilleratos pusieron en escena, siempre con honestidad intelectual. La ministra tienen un problema a la hora de considerar la labor docente, nosotros queremos generar un pensamiento crítico con los estudiantes y eso no es ideologizar». Daniela explicó que Acuña se permite decir esas cosas porque apela a un sentido común muy instalado en la ciudadanía, que viene de la época de la dictadura militar, donde se apelaba a las familias a tener métodos persecutorios y de denuncia con los docentes. Además señaló que está ligado al modelo que quiere instalar en la Ciudad como lo es la UNICABA. «Este es un proyecto que atenta directamente contra un modelo de enseñanza que se basa en la libertad de cátedra. Tiene como objetivo el disciplinamiento de los trabajadores de la educación».

Según Rodriguez, los bachilleratos populares son un ejemplo de este modelo de expulsión que propone la ministra. Estas instituciones vienen funcionando hace más de 10 años con escaso financiamiento y poco reconocimiento salarial y presupuesto para la infraestructura. Representan el 30% de la oferta para jóvenes y adultos en barrios donde no hay otra propuesta del estado. Cuenta además que con la pandemia, esta población tuvo muchas dificultades de accesibilidad tecnológica para poder continuar con la cursada virtual porque viven en un contexto de mucha desigualdad. «Pensar en la vuelta a la presencialidad no es tan sencillo y no es falta de voluntad sino que hay instituciones que ni ventanas tienen, es un tema de cuidados y seguridad para cuidarnos entre todos».

Además explicó que abren los bares y no las escuelas, porque «el estado es deplorable,  porque tienen que invertir todo el dinero que durante años se transfirió en presupuesto subejecutable a la educación privada la tienen que invertir en la educación pública».

Entrevista completa ↓
https://bit.ly/3kMzIP2

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 3 =